Colchones 100% de látex natural con certificado QUL

COLCHONES DE LÁTEX
100% NATURAL
Disponibles con y sin funda acolchada lavable de algodón ecológico y Tencel. Cómodos y de gran calidad. Son un lujo con el que disfrutar de un buen descanso diario.
Disponibles con y sin funda acolchada lavable de algodón ecológico y Tencel. Cómodos y de gran calidad. Son un lujo con el que disfrutar de un buen... ver más »
Cerrar ventana
COLCHONES DE LÁTEX
100% NATURAL
Disponibles con y sin funda acolchada lavable de algodón ecológico y Tencel. Cómodos y de gran calidad. Son un lujo con el que disfrutar de un buen descanso diario.
1
Colchones de látex natural con certificado QUL

Nuestros colchones de látex natural sin tratar de alta calidad tienen una estructura con 7 zonas de descanso para un mayor confort y una óptima regulación de la temperatura. Garantizan la relajación y el descanso de la musculatura, asegurando que la columna vertebral se mantenga recta. Gracias a su grado de elasticidad y resistencia se hunden solo lo necesario, se adaptan perfectamente al cuerpo y están recomendados para personas con dolor reumático, problemas de espalda, lesiones en el disco intervertebral (hernia discal) y lesiones en la columna vertebral y también para las personas con alergias, exceptuando los alérgicos al látex.

Tienen el prestigioso sello alemán QUL, que garantiza que no contienen compuestos orgánicos volátiles, pesticidas, metales pesados, pentaclorofenol ni nitrosaminas. No contienen disolventes, CFC (clorofluorocarbonos) ni tienen componentes metálicos. Son neutros frente a la radiación terrestre, transpirables, higiénicos e hipoalergénicos.

Se debe tener en cuenta que los colchones de látex deben usarse únicamente con somieres de láminas de madera.


Nota para afectados de Sensibilidad Química Múltiple (SQM)

El látex natural tiene un olor característico que incluso después de haber ventilado el colchón no se elimina completamente, por lo que recomendamos cubrirlo con tela de carbón activo para que actúe de barrera absorbiendo el olor del látex.

Los afectados de SQM y alérgicos pueden solicitar una muestra de los materiales antes de la compra del colchón para probar la tolerancia.

 

Has visto