Camas y ropa de cama para un dormitorio saludable

ROPA DE CAMA BIO Y
CAMAS DE MADERA MACIZA
48
Espray antiácaros Acarosan Espray antiácaros Acarosan
500ml (€ 3,99 / 100 ml)
€ 19.95
Acaril antiácaros para lavado de ropa Acaril antiácaros para lavado de ropa
250ml (€ 9,08 / 100 ml)
€ 22.95 € 22.70
Almohada de Tencel Almohada de Tencel
€ 49.00
desde
€ 48.90
1 2 3
Colchones y ropa de cama de alta calidad y sin sustancias tóxicas

Ropa de cama


Pure Nature le ofrece una amplia selección de ropa de cama de alta calidad adecuada para las necesidades de las personas con alergias y otras enfermedades de origen ambiental y para las personas que quieren cuidar su salud. 
Nuestros edredones nórdicos están rellenos de materiales naturales puros que a diferencia de los edredones de fibras sintéticas o plumas de animales no contienen alérgenos y le ayudarán a tener un sueño reparador. El tejido exterior no está tratado, no contiene antipolillas ni resinas sintéticas. 

Los productos están constantemente monitorizados y están certificados por organizaciones tales como SKAL. Esto le garantiza que son productos de alta calidad. Además tienen múltiples premios de la revista Öko-Test por su calidad y por estar libres de sustancias tóxicas.


Alergia a los ácaros del polvo

Uno de los hábitats preferidos por los ácaros del polvo es nuestra cama, gracias al ambiente cálido y húmedo del colchón, las mantas y las almohadas, convirtiéndose en una fuente de peligro para los alérgicos. 
Los ácaros del polvo se encuentran en casi todas las camas, así como en las alfombras y muebles tapizados. Se alimentan de las escamas de piel que pierden las personas a diario, de fibras de origen animal y del moho. Las secreciones de los ácaros son desencadenantes alérgicos en muchas personas y de hecho la alergia a los ácaros del polvo es uno de los tipos de la alergia más común. 

Para reducir la carga alergénica de los ácaros del polvo doméstico en su cama le recomendamos:
  • Utilizar sólo ropa de cama lavable mínimo a 60°C. La ropa de cama se debe cambiar cada semana.
  • Ventilar la cama regularmente. 
  • Utilizar fundas protectoras antiácaros para la almohada, el colchón y el edredón nórdico.
Has visto